miércoles, 15 de enero de 2014

La Estrella Fenicia

Ayer se presentó el nuevo libro de Carlos Garrido "La estrella fenicia". La presentación fue, sin lugar a dudas, una maravilla.

Los discursos siempre motivadores de Garrido fueron acompañados por una lectura dramatizada de Xim Vidal, esa bestia escénica que desgarra con su poderosa voz interpretativa, un gag humorístico de parte de Ivo Erasmo y una canción en directo del prodigioso L.A.

Pero aún así lo mejor de la presentación del mismo no fue el elenco de artistas sobre el escenario, ni el vino al que nos invitaron después, el clímax fue un vídeo de 1:42 realizado a modo de trailer del libro.

Desde ayer a hoy he visto el vídeo una veintena de veces y aún me emociona.¿Qué valor tiene el tiempo sí en un minuto y cuarenta y dos segundos puedes sentir un abanico de emociones mientras te cuentan la historia de una vida entera?

Como gran seguidor que soy de este escritor, puedo describir con total fidelidad grandes episodios de su vida, los cuales he leído en sus libros tras años de admiración literaria o he escuchado de su boca tras años de amistad cercana, pero esta vídeo, destaca todo la parte emocional en un breve instante de manera fidedigna a mi imaginación.

Cuando el joven Garrido toca la guitarra realmente en mi imaginación era así su habitación, cuando escribe delante de su máquina de escribir yo había construido su pequeño estudio de manera similar, desordenado y sin decoraciones . Además, creo que los actores son muy parecidos a la escena que yo montaba en mi mente.

Es una alegoría a la vida, a la experiencia y a la sensibilidad. Es una maravilla, una fábula inacabada y una metáfora hacia lo infinito.

Sin más premisas que las fotos que he querido acompañar os quiero dejar con el vídeo en cuestión.














Booktrailer "La estrella fenicia" from Mosaic Producciones on Vimeo.


Para más información:

http://www.laestrellafenicia.blogspot.com.es/


¡Sed emocionalmente felices!

lunes, 28 de octubre de 2013

Un cementerio al estilo de Homero.



El sábado pasado acabamos una sesión más de las visitas nocturnas al cementerio de Palma y tuve la sensación de estar viviendo con Carlos Garrido, y el fantástico equipo que compone el espectáculo, una experiencia homérica.

Como sacada de una leyenda de la mitología clásica nos encontramos primeramente en las puertas de las tierras de los muertos, el Hades. Nuestro Cerbero particular se encarga de mediar la entrada y salida de los visitantes que, aunque no es un can de tres cabezas, lo conforman tres personas distintas, que al igual que el perro de Hades negaba la entrada de los vivos al inframundo, nuestro trío de porteros se encargan de confirmar las reservas previas, cobrar la entrada y dejar pasar al camposanto a quien haya cumplido los requisitos.

Una vez que las personas disponen de su entrada se acercan al director del recorrido, Carlos Garrido, que por momentos se convierte en una especie de Caronte, y como si la entrada fuera el óbolo que las almas debían tributar al barquero, les guía entre sepulcros a través del espacio y el tiempo.

Una figura que aparece en algunas culturas y mitologías, tal como explica Garrido en la introducción del recorrido, es la del psicopompo, el "guía de las almas". Este papel, que en la mitología griega era desempeñado ocasionalmente por Hermes, en nuestro inframundo particular, es desempeñado por la actriz Laura Dalmau, que, fácilmente confundible con un espectro, se encarga de acompañar a los visitantes en la aventura nocturna.



Por otro lado no es de extrañar que cerca del final del recorrido nuestro actor Enric García nos relate la bajada a los infiernos de Dante Alighieri antes de entrar en las catacumbas, territorio que sí que parece parte de otro mundo.

Acompañados por la guitarra de Pep Toni Brotons la gente recorre los pasadizos subterráneos donde el mundo exterior no tiene valor para salir en lo que podría ser una imagen de los Campos Elíseos, ese ficus legendario que casi podría ser tan antiguo como las historias que ahí se narran.


Avanzando un poco más se acaba el recorrido con la música y voz de Mariona Forteza que muy perfectamente podría ser la diosa Perséfone en una encarnación inocente y benévola, que permite, con una canción emotiva, marchar de este mundo onírico y espiritual a todo visitante que haya querido adentrarse en nuestra singular visión del averno.





martes, 3 de septiembre de 2013

Les veus de Bellver



Este viernes re-estrenamos la versión 1.2 de las visitas nocturnas en el castillo de Bellver.

El castillo de Bellver es un lugar misterioso, que aún hoy en día guarda muchos secretos. Cada habitación, cada piedra gastada por el tiempo y cada señal, aparentemente imperecedera que se marca en la pared, son los vestigios de muchas historias que se esconden en sus muros de piedra.

Tengo el honor de contar con ciertos privilegios que sólo tienen los trabajadores de la fortaleza mallorquina, como poder pasear por sus habitáculos a oscuras con la luminiscencia lunar como única guía. Algo curioso, aunque no parece ser importante, es que a pesar de ser una fortificación semidesnuda, sus anchas habitaciones no provocan ningún tipo de pavor en la noche. Sólo hay una enigmática sensación de protección, sin ecos de un pasado oscuro ni más señales de sus antiguos habitantes que las que dejaron grabadas en sus paredes.

Podremos visitar mil y una veces el castillo, recorrer sus estancias, leer sus crónicas hasta memorizarlas, imaginar sus historias una y otra vez y aún así descubriremos algo nuevo la próxima vez que vayamos. Así es el misterio que envuelven las murallas de Bellver. Puede que sea un renglón que pasamos por alto, o una marca en la pared, casi imperceptible, escrita por algún proscrito en los tiempos de guerra o quizá sea una visión concebida por uno de sus majestuosos ventanales pero siempre hay algo nuevo por descubrir, siempre hay un secreto latente esperando a ser revelado.

Durante el mes de septiembre iluminaremos las noches del castillo de Bellver con una visita única que ofrece muchas experiencias difíciles de conseguir como la oportunidad de pasear con una iluminación poética, que nos trasladará al medievo donde conoceremos a personajes ilustres y entrañables: reyes, trovadores, juglares, científicos, alquimistas...

Viajaremos a través de la historia, cruzaremos la delgada linea que separa la realidad y la ficción y nos sumergiremos una vez más en el misterio y la fantasía.



Que nadie dude que me encanta este trabajo.

¡Sed felices!

martes, 31 de enero de 2012

Consumición: Un mundo de usar y tirar.


Foto: Internet

Me da mucho que pensar la forma en la que abandonamos viejas costumbres para asumir unas nuevas totalmente incoherentes. Estoy de acuerdo en la evolución, hay que ir descartando tradiciones absurdas para dar paso a una nueva orden de actos mejorados, pero no siempre es así.

En el caso más claro me quiero referir a la "Higiene". En el camino a la construcción de un mundo más limpio hemos creado justo lo contrario.

No hace tanto tiempo, nuestros abuelos utilizaban, para sus retoños, pañales reutilizables. Hoy en día  parece una porquería, pero realmente no tiene nada de malo lavar unos pañales de tela. Lo mismo podía pasar con los pañuelos, recuerdo a mi abuelo, en paz descanse, que siempre llevaba un mismo pañuelo para sonarse la nariz y que cuando algún nieto necesitaba limpiarse los moquetes ahí estaba el mismo pañuelo. ¿Qué pasaba luego? Ese pañuelo se lavaba y ya está. Simple, limpio y eficaz.

Ahora todo es desechable, los pañales, los pañuelos, las botellas, ¡Incluso los teléfonos móviles empiezan a ser desechables!

Aunque en principio un Kleenex es más higiénico para las personas puede que no lo sea tanto para el medio ambiente. No hay un sólo día en que el camión de la basura recoja un contenedor que no esté rebosante de desechos.

Foto: UltimaHora.es


A Tyler Durden, protagonista de El club de la Lucha, se le puede encontrar hablando de su mundo ideal en un momento de reflexión:

"En el mundo que imagino se cazarán alces en los bosques húmedos de los cañones que rodearán las ruinas del "Rockefeller Center". Se llevarán ropas de cuero que durarán toda la vida. Se trepará por lianas tan gruesas como mi muñeca que envolverán la torre "Sears". Y cuando se mire hacia abajo, se verán pequeñas figuras humanas machacando maíz y secando tiras de carne de venado en el asfalto de alguna gigantesca autopista abandonada".


Nuestros antiguos trataban al planeta como si de una diosa se tratara, me parece lógico si cogemos como punto de vista que somos sus inquilinos. Pero ahora un nuevo método de visión atraviesa los conceptos éticos y morales. Debemos consumir, tenemos que gastar, no somos esos acólitos bienaventurados que cuidan de su madre naturaleza, ahora somos consumidores. ¿Quién podría ganar beneficio de la destrucción de nuestro hogar, los grandes empresarios? Por qué nosotros no.

No somos dueños de nuestro mundo ni nuestro mundo es nuestro dueño. Vivimos en simbiosis, el planeta es un enorme Ying Yang giratorio que necesita un equilibrio entre todas sus especies.

Tengo 22 años en el momento que escribo esto, me encanta la naturaleza y, ni en la ciudad, ni el mar, ni la montaña he dado nunca un paseo en el que no haya visto desechos o desperdicios en el camino.



¿No sería más práctico seguir el ejemplo de nuestros antepasados y seguir conservando un mundo limpio?

¿Acaso la solución que buscamos es un mundo de usar y tirar?

¿Alguién se acuerda de la película de Disney: Wall-E? Ese futuro no está tan lejos.



¡Sed felices!

martes, 24 de enero de 2012

Magia verdadera


Hace poco conocí una pequeña hada, de esas que salen en los cuentos para niños y de las que muchas veces nos negamos a aceptar su existencia. Se llama Lucía y su pequeño reino encantado, resumido físicamente por las cuatro paredes de su puestecito navideño en Plaza España, alcanzaba hasta donde alcanza la imaginación.

Desde un principio la he visto como un barco de vela sin ancla, llevado hacia donde sopla el viento pero sin poder amarrarse a un lugar concreto.Sentíamos que se iría pero con la esperanza de que si mirábamos al horizonte la podríamos volver a ver pasar.

Dedicando su vida a crear una serie de collares "mágicos" que elevan el alma de quién los lleva, y otras artes místicas de energía y sanación, la he visto ayudar desinteresadamente tanto a criaturas perdidas en el camino de su interior como a personas enfermas y necesitadas.

La verdad es que muchas veces me niego a creer que se trate tan solo de un recuerdo en la memoria de muchos y un milagro en la de otros, el amor es su doctrina y el cariño y el afecto son sus dos medicinas contra los males varios.

Tal vez sea que las buenas cosas se van pronto para que se puedan compartir, tal vez sea que los cuentos de hadas son siempre cortitos, pero tal como vino se fue y ha dejado un hueco de dos metros cuadrados ahí donde estuvo su puestecito.

En la vida todo sucede por una razón y tras varios consejos sabios y profundos me ha dado razones para creer.

Ahora creo en la luz.
Ahora creo en la fantasía.
Ahora creo en los duendes y en las hadas.

Ahora creo en Lucía.

¡Sed felices!

miércoles, 21 de diciembre de 2011

El secreto de Ibiza.



Hace poco conocí la cara oculta de Ibiza, una isla que sufre una inmerecida fama poligonera y que en verano se ve obligada a alojar turistas en busca de experiencias banales y luces de discoteca. La faceta que yo conocí es la que duerme en verano y vive en invierno.

Mi visita fue tan breve como lo puede ser la misma isla. Aún así, Ibiza se me antojó totalmente romántica, minimalista, una isla sibilina que bien podría ser parte de una poesía o de una canción. A pesar de ser una ínsula firme no es mar lo que la rodea, son sueños y sentimientos. Si caminas atento por sus calles puede que lentamente te cuente algún secreto, si no lo hace te deja la impresión de que hay algo que se te escapa, pero es una sensación agradable, como si se te impregnara de una energía positiva.

Dos veces he pisado su suelo y 24 no han sumado las horas de cada una de las visitas. Quizás su hechizo reside en el pequeño tamaño de la misma, la magia y las personas deben compartir el mismo espacio para existir.

He tenido el placer de compartir buenas compañías y buenas conversaciones, gozando de un tour al mando de un buen artista como lo es Ramón Mayol, del cual me llevo recuerdos tan intensos como cortos en duración, y sin menospreciar la vital presencia de la actriz Laura Dalmau, que, a pesar de estar enferma, deslumbró con su actuación en el Club del Diario de Ibiza.

En el último tramo del recorrido, tuve el placer de visitar su cementerio antiguo, y nada que ver con el nuestro. Es cierto que después de tanto tiempo pasado en el cementerio de Palma he acabado adquiriendo un gusto "macabro" por la belleza sepulcral. El cementerio viejo de Palma es más bien tosco al lado del suyo, tan bien organizado que parece un pequeño pueblo cercado. La primera impresión que me vino a la cabeza fue: "¡Qué ibicenco!" Es verdad, Ibiza tiene un color único, un sentido y una razón de ser que no comparte con el resto de lugares, incluso en el cementerio.




Para terminar mi viaje no podía irme sin pasar por "Ca na Palleva". La casa pagesa que se convirtió en el icono del movimiento antiautopistas de Ibiza, que fue derribada ante la pena de los lugareños. Con el cambió de gobierno insular se prometió un homenaje a la casa y pusieron "Ca na Palleva" a la rotonda que ahora mismo ocupa el lugar en el que estaba la casa.

El homenaje que realmente se merece es esta canción de Carlos Garrido:



Nuestro amor ha sido muy breve, como un romance de verano pero con frío y misterio. Si alguna vez pasais por allí dadle recuerdos de mi parte y si dice no saber de mí es que me guarda entre uno de sus miles de secretos.

¡Sed felices!

domingo, 27 de noviembre de 2011

Gente excepcional



En la vida hay momentos en los que te sonríe la fortuna y se te permite conocer a personas excepcionales, únicas, auténticas.

Estas personas, que muy bien podrían ser ángeles celestiales, llegan en los peores momentos para convertir tus miserias en alegrías. saben sacarte una sonrisa cuando la necesitas y disponen de abrazos de reserva para los momentos tristes.

Hace exactamente dos años pude ser agraciado con las virtudes de uno de estos ángeles y aún me dura la felicidad del momento. Una criatura cuya inteligencia sólo es superada por sus atributos estéticos, con el corazón tan grande como puede serlo la propia persona y cuyo destino es cumplir los sueños de los desventurados.

Hoy, todavía no he acabado de agradecerle sus caricias, sus besos, sus palabras ni sus abrazos, como tampoco lo he hecho con su compañía, su apoyo y calor. Pero poco a poco trato de hacerme merecedor de tales cualidades y lucho por mejorar como persona para conseguir llegar a la altura de tan perfecta alma viviente.

Quisiera desearle más felicidad de la que normalmente deseo a esta ninfa de mirada felina y corazón de oro para que pueda compartirla con las personas que mas desee y la esperanza de encontrarme en esa lista.

Judith, sé feliz y gracias por no cambiar.

Te amo.